Sobre ser el hijo geek de una madre tecnológicamente impedida

16 Oct

Aprovechando que el próximo domingo se festeja en nuestro país el día de la madre, se me ocurrió escribir un pequeño homenaje a todas las madres que aún no se amigan del todo con la tecnología, y conviven con hijos que, en vez de abrir la ventana para ver como esta el día, se fijan en un widget de su celular con 3g.

Seamos claros desde un principio: mi mamá tiene un montón de buenas cualidades, y la quiero mucho, pero definitivamente, la tecnología no es su fuerte.

"Mes de mamá!" - Me pregunto para que querría mi mamá un disco rígido externo.

"Mes de mamá!" - Me pregunto para que querría mi mamá un disco rígido externo.

En realidad, y para ser más específicos, el problema no es con la tecnología en general, ya que mi vieja maneja orgullosamente varios aparatos que podrían considerarse “tecnológicos”. De hecho, cocinar para mi mamá es una actividad 100% digital, ya que los únicos utensilios de cocina que utiliza para preparar la comida para la familia, son el teléfono y el microondas.

Sin embargo, cuando se trata de computadoras, o cualquier otro dispositivo capaz de reproducir archivos multimedia o conectarse a Internet, aparecen los problemas, que dan lugar a anécdotas muy divertidas, como estas (que redacto en forma genérica porque se repiten siempre siguiendo los mismos modelos):

La famosa “explicame como…”: esta es un clásico. Uno se sienta en el asiento del acompañante de la computadora, e intenta explicarle a mamá como hacer algo, con instrucciones que, para uno, son clarísimas. Instantáneamente, uno nota la mirada mamá como diciendo “¿De que estás hablando Willis?“, y se da cuenta que sus instrucciones han sido demasiado abstractas, por lo que las baja un par de niveles a algo más concreto que “hace doble click en el ícono del Firefox“, y uno dice algo como “intenta arrastrar la flechita hasta el dibujito del zorro naranja abrazando un planeta, y hacele click dos veces“. Al ver que mamá hace click dos veces, pero tan lento que en vez de abrir el navegador, coloca un caret en el texto debajo del icono (como para cambiarle el nombre), la paciencia del hijo geek estalla, decide sacarle el mouse a mamá, y abrir el mismo el programa, mientras escucha el (no tan) merecido “¿ves que no me dejas hacer nada a mí?“. En general, esta historia continúa en un bucle en el que paso a paso mamá intenta hacer algo, hasta que uno se aburre y decide que es mejor “mostrarle” como se hace, y finaliza cuando uno de los dos participantes se enoja lo suficiente como para cortar el bucle. Este proceso se repetirá varias veces por cada cosa que mamá haya escuchado que se puede hacer con la computadora (que puede ir desde jugar al solitario, hasta usar un cliente de mensajería instantánea, pasando por Facebook, buscar en Google, etc).

La famosa “explicame como… por teléfono”: una extensión natural de la anterior, que añade la complejidad extra de que aquel que esta intentando explicar, no puede ver el estado de la computadora de aquel que esta intentando aprender. Este es típico de cuando alguien ejecuta un asistonto de Windows, y a la mierda la configuración de Internet. La otra complejidad adicional que añade esta versión del “explicame como…”, aún peor que no poder ver la computadora, es la de no poder hacer las cosas uno mismo. Ahora uno tiene que valerse de mamá para reconfigurar los dns, sin saber si los está escribiendo en el bloc de notas o en el panel de configuración correcto. De más esta decir que raras veces este proceso termina siendo un éxito, y que, en cambio, la mayoría de las veces mamá termina llamando a un técnico, o esperando a que el hijo vuelva a casa.

La famosa “se rompió…”: y obviamente, nadie tocó nada. Esta es la que coloca a mamá en el rol de hijo menor, al punto que niega totalmente haber tocado un panel de configuración o haber alterado la ubicación de un cable. Aclaro que, aunque juntemos evidencia suficiente para descubrirla, igualmente mamá culpará a otras personas, o a factores climáticos, o al hacker Carlin Calvo, pero nunca aceptará que quizás pudo haber tenido algo que ver. De estas, la peor que me pasó una vez fue cuando mi mamá enchufó al revés un monitor VGA, que solo tenía las patitas del conector, porque se había roto hacía poco y tuve que quitarle el reborde metálico. Recuerdo que me dijo “no se porqué, pero la compu no prende”. Cuando le mostré el conector con todas las patitas dobladas, siguió cocinando (con el teléfono, obviamente), sin emitir comentario alguno.

La famosa “compré lo que me encargaste”: pese a que uno dé las instrucciones más detalladas de la historia de las instrucciones, y llegue incluso a darle un papel con la transcripción textual de las mismas, mamá NUNCA comprará exactamente lo que le encargamos. CDs en vez de DVDs, un pendrive en vez de un adaptador bluetooth USB, placa PCI en vez de AGP, son sólo algunos ejemplos. Ni hablar que reclamar será inútil, y tendremos que ir nosotros mismos a comprar lo que necesitábamos originalmente.

La siguiente fase que experimentan las madres, luego de haber comprendido los “fundamentals” de Internet, es la de comenzar a enviarle a todos sus contactos en el mail montones de PPTs con chistes, textos de auto ayuda, poesías, etc. Claro que su hijo está entre sus contactos, y ahora recibe alrededor de 12 PPTs por día en su casilla de correo (eso si, ni un ¿Cómo va tu día?). Aclaro que, por suerte, mi mamá no ha alcanzado aún esta fase, pero conozco el caso de madres de varios amigos que no solo han llegado, sino que se han estancado en esta fase por años.

En fin, como ya decía más arriba, pese a estos “problemitas” con la tecnología, mamá tiene muchas cualidades buenas, que suplen con creces la necesidad de vivir una anécdota de las descriptas anteriormente de vez en cuando. Así que, aunque se que mamá nunca va a leer esto, aprovecho esta entrada, para desearle un muy feliz y merecido día de la madre.

3 comentarios to “Sobre ser el hijo geek de una madre tecnológicamente impedida”

  1. agustin octubre 16, 2009 a 1:35 pm #

    excelente el post fleko, 100% identificado… la solución infalible que encontré durante todos estos años de “tecnico a distancia” es un servidor vnc + dyndns en la computadora familiar!!
    le mandaría esto para leer a mi vieja, pero no le va a causar (y aunque sus conocimientos avanzaron muchisimo estos años, probablemente no entienda ni la octava parte de las cosas).
    feliz dia a todas las mamás que leen el blog del fleko😉

  2. nachito octubre 17, 2009 a 10:43 am #

    Jajaja, muy buena la parte de escribir en el bloc de notas.

    Feliz día para todas las madres.

    Y otro muy especial para las MILFs

  3. nachito octubre 17, 2009 a 9:28 pm #

    JAJAJAJA, acabo de percatarme de lo genial que es el título.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: