Series que hay que ver: The Wire

23 Oct

Siempre que alguien me pide una recomendación para empezar con una nueva serie (en general durante los mid-seasons, en los todos nos quedamos sin nada para ver), yo respondo sin dudarlo: “The Wire” (también podría responder “Six Feet Under” o “Seinfeld, por ejemplo, pero esas las dejamos para próximos artículos). Esta serie, que tan solo cuenta con 60 episodios, no tuvo un gran éxito comercial, ni ganó demasiados premios y nadie parece haber escuchado nunca de ella (a diferencia de SFU, o Seinfeld), sin embargo si googleamos un poco, enseguida veremos que mucha gente la describe como “una de las mejores series de TV de todos los tiempos”.

Algunas de las caripelas que aparecen en The Wire

Algunas de las caripelas que aparecen en The Wire.

¿Y que hace de “The Wire” una serie que hay que ver?

The Wire es una “serie de detectives. El problema, es que esa descripción no le hace justicia para nada, puesto que cuando alguien dice “serie de detectives”, lo más probable es que nos venga a la mente algo como CSI, cuando, sin desmerecer a CSI, The Wire es algo completamente diferente. Para probar mi punto, voy a darles un ejemplo sencillo de una situación que bien podría darse en cualquiera de las dos series: supongamos que hubo una pelea que llevó a un asesinato, y los protagonistas encontraron una mancha de sangre que creen que podría pertenecer al otro participante de la riña.

Esta situación, en CSI, se resolvería de la siguiente manera: el investigador de turno llegaría a su laboratorio (similar a una de las naves de Battlestar Galactica), colocaría una gota de sangre dentro de algún instrumento estrambóticamente extraño, y se pararía frente a un monitor. Acto seguido, presionaría un par de teclas al azar, y comenzarían a aparecer imágenes 3D en la pantalla, en un sistema operativo también 3D. Finalmente, luego de 3 segundos, tendríamos la cara del supuesto asesino y su última ubicación conocida en pantalla (ni hablar que luego, esta persona estaría en ese lugar, esperando a ser arrestado por los detectives).

En The Wire, en cambio, pasaría lo siguiente: el investigador de turno llevaría la sangre al laboratorio, y pediría a la persona encargada de hacer las pruebas, que la tenga lista lo antes posible. El encargado del laboratorio le mostraría los otros 300 tubos de ensayo que tiene etiquetados sobre la mesa, dándole a entender que la prueba podría tomar algo más que lo deseado. Después de eso, el investigador de turno se iría de copas a un bar, en donde se encontraría con su superior, y en medio de la borrachera le contaría del incidente en el laboratorio. Sin dudarlo, el superior de turno se ofrecería para resolver la situación, a cambio de algún favor posterior por parte del investigador. Al cabo de un par de días, el investigador de turno conseguiría los resultados del análisis de sangre, bastante menos precisos que aquellos obtenidos por la máquina usada en CSI.

Baltimore, escenario donde transcurre The Wire

Baltimore, escenario donde transcurre The Wire.

En definitiva, The Wire ES una serie de detectives, pero ambientada en el mundo real, y no escatimará en mostrarnos todos los crudos detalles de la vida en los barrios negros de Baltimore (Maryland) a principios del siglo XXI, el cual es el objetivo principal de la serie, mucho mas transcendental a medida que pasan los episodios, que el mero hecho de resolver los casos policiales. De hecho, David Simon y Ed Burns (los creadores de la serie) filmaron la serie en plena calle, por lo que hasta sería incorrecto decir que la ambientación lograda es un retrato de la realidad, ya que es en sí la realidad. En un principio, Simon creía que iban a tener que salir corriendo y esquivando balazos de algunos de los lugares elegidos para filmar, sin embargo, los habitantes de estos barrios de Baltimore se sintieron homenajeados, ya que por primera vez se hablaba de su vida y sus problemas en la tele (más de la relación entre Simon y Burns en este articulo de Espoiler). El realismo de la serie es tal, que en este articulo del diario Washington Post de fines de 2006, algunos jóvenes de Baltimore reconocen haber vivido muchas de las situaciones de la serie en su vida pasada.

Simon y Burns, los creadores de la serie. El primero era periodista y trabajaba en el Baltimore Sun. El segundo, detective de homicidios.

Simon y Burns, los creadores de la serie. El primero era periodista y trabajaba en el Baltimore Sun. El segundo, detective de homicidios.

Veremos de cerca las vidas no solo de los detectives del escuadrón de casos especiales de la comisaria de Baltimore, sino también del resto de las fuerzas policiacas, los políticos a los que estos responden, y hasta los mismos criminales. Los guionistas de esta serie han hecho un profundo trabajo para lograr que comprendamos profundamente las situaciones de cada uno de los personajes, y analicemos y justifiquemos los porqués de su accionar. Esto último, es algo muy difícil de lograr (y de ver) en un guión, y en The Wire podremos experimentarlo a lo largo de toda la serie. De más esta decir, que los actores hacen un gran trabajo en llevar a los hechos las cuidadas líneas escritas por los guionistas.

Además de su excelente guión y actuaciones, otra cosa que disfruté mucho al ver esta serie, es como, al pasar las temporadas, The Wire deja de ser una serie de detectives, y comienza a indagar en otros sectores de la población, como la educación, el gobierno, y los medios de prensa. Al final, veremos como un caso afecta a todos los sectores, y como esto es visto desde ángulos diferentes. Adicionalmente, seremos testigos de todos los problemas que afectan a cada uno de estos sectores, y como, las personas defienden su posición y su trabajo haciendo delicados tratos e intercambiando favores con otros (“todos tranzan”, como dice la canción de Bersuit Vergarabat).

Noten algo importante: en todo el articulo, no les describí absolutamente nada sobre los personajes y sus relaciones en The Wire (salvando el pequeño fan trailer de arriba, pero créanme que no dice demasiado), y esto fue a propósito, puesto que gran parte de la magia de esta serie es descubrir cada una de las personalidades de los muchos protagonistas que tiene. Un consejo más: si se deciden por The Wire, no miren más que un capitulo (o a lo sumo dos) por día, y van a ver como, con el tiempo, ocupan parte de sus ratos libres pensando en las cosas que sucedieron en el último episodio que vieron, e intentando adivinar que pasará en el próximo.

Una respuesta to “Series que hay que ver: The Wire”

  1. nachito octubre 26, 2009 a 12:14 am #

    Lindo artículo Fleko. Ando sin tiempo para series y solo miro The Office y SP, pero le doy una oportunidad a The Wire.

    Ahora, te hago una pregunta que por ahí te sirve como disparador: ¿Por qué es TAN FEO yahoo? Es feo, incómodo… ¡Es una mierda! ¿cómo sigue vivo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: